Desmitificando The Game changers (psiconeuroinmunologia clinica)

Hablemos de The Game Changers (I parte)

Por la Dra. Begoña Ruiz Núñez

Conozco muchos veganos y tengo un completo respeto por sus razones para tomar tal decisión. Por mi educación y trayectoria personal y laboral, considero que poseo una mente crítica y un interés constante en aprender más sobre alimentación, salud, y formas de vida diferentes a la mía. Pero tengo mucha intolerancia a la desinformación, la tergiversación y el ´meter miedo´, especialmente en lo que se refiere a mi profesión, que es ayudar a mejorar el estilo de vida de la gente: sanos, sedentarios, deportistas y/o con alguna patología. Escoger no comer carne o seguir una dieta cetogénica porque te has educado (es decir, informado, contrastado, evaluado…) en esa decisión es una cosa. Utilizar información sesgada, rozando la mentira y la tergiversación, sacando los datos completamente fuera de contexto, utilizando una población que no representa a la realidad (atletas de élite), y utilizarlos como bastión de la filosofía vegana, y lo que es quizás peor, poner al otro lado a los consumidores de carne como los enfermos, es otra. Así que, hablemos de The Game Changers.

Un poquito de contexto…

The Game Changers está dirigido y narrado por James Wilks, un luchador de UFC  y entrenador de combate de las fuerzas especiales de élite. A lo largo del documental, James entrevista a varios atletas de élite que han hecho el cambio a una dieta vegana, y destaca la ciencia ´innovadora´ que confirma las afirmaciones de que las plantas son el súper alimento y que los productos animales son … venenosos.

James Wilks, gustándose

¿Quién está detrás de la película?

Por mi experiencia en el mundo de la investigación, cuando se obtienen fondos para un estudio científico y ese estudio se publica en una revista científica, las leyes vigentes requieren que el autor y la revista publiquen qué organizaciones/empresas están involucradas en el diseño y la financiación del estudio, para que se revelen posibles conflictos de intereses y/o sesgos en el estudio. Por ejemplo, un estudio sobre la supervivencia a los jugos gástricos de los Lactobacillus en un yogur, patrocinado por Danone, tiene un tinte ligeramente sospechoso…

Lo que pasa con los documentales, que son más fáciles de digerir que los, infumables en muchos casos, artículos científicos, y por otro lado, difíciles de criticar por el público general, es que no existe tal ley. Los productores de documentales te contarán la historia que quieran. Pueden usar evidencia anecdótica o enseñarte estudios científicos (de buena, dudosa o mala calidad) en la pantalla para reforzar esas afirmaciones (y sacarlos fuera de contexto). Pero no hay nada que obligue a decir de dónde proviene la financiación.

Si sigues la pista de dónde viene el dinero en The Game Changers, esto es lo que encontrarás:

  • James Cameron, productor ejecutivo: galardonado cineasta (Titanic, Avatar), narrador de historias y fundador y CEO de Verdiant Foods, una compañía de proteína de guisantes orgánicos que tiene como objetivo convertirse en ´la mayor fábrica productora de proteína de guisante de todo NorteAmérica´.
  • Suzy Amis Cameron, Productora Ejecutiva: Fundadora de Verdiant Foods
  • Jackie Chan, persona famosa vegana apasionada
  • Arnold Schwarzenegger, ex-comedor de carne, gobernador, vegano apasionado (con empresa de venta de productos de suplementos) y famoso

Para aumentar aún más este conflicto de intereses, casi todos los profesionales médicos entrevistados en el documental también venden productos veganos.

  • Dr. Dean Ornish – Autor de “Undo-it!”, Dirige retiros veganos y vende programas on-line.
  • Dr. Aaron Spitz – Autor de “The Penis Book”, libro sobre plantas y función del pene.
  • Dr. Robert Vogel – Autor de “The Pritikin Edge”, libro basado en plantas.
  • Dr. Caldwell Esselstyn – Autor de”Prevenir y revertir la enfermedad cardíaca” y su correspondiente “Libro de cocina”, que hablan de estilo de vida vegano con sus correspondientes DVDs.
  • Dr. James Loomis – Colaborador en “Tenedores sobre cuchillos”, empresa de publicación y servicio de planificación de comidas veganas.
  • Dr. Scott Stoll – Autor de “Alive” y “Kristin’s Healthy Kitchen Recipes”. Ídem
  • Dr. Kim Williams – Cardiólogo vegano
  • Dr. Columbus Batiste – Colaborador en “Tenedores sobre cuchillos”
Al lorito la portada del libro... haciendo ciencia de la famosa frase ´de lo que se come se cría´, ¿no?

Al lorito la portada del libro… haciendo ciencia de la famosa frase ´de lo que se come se cría´, ¿no?

Y entonces, ¿qué pasa con James Wilks, el narrador?

En 2011, James sufrió una grave lesión entrenando que lo dejó sin poder hacer deporte ni trabajar durante 6 meses. Ya de paso, en este tiempo parece ser que se tiró unas 1,000 horas leyendo artículos sobre nutrición (lo que equivaldría a 8 horas al día durante 125 de los 180 días que estuvo sin currar). Curioso que tras investigar tantas horas sobre alimentación, saque conclusiones (que luego veremos), sobre gladiadores (sin evidencia científica), y no se haya dado cuenta de que muchos de los artículos son con pocos participantes y cuya conclusión en muchas ocasiones es, que se necesitan estudios con mayor número de participantes para llegar a una conclusión (ver final de este post).

James idolatra a Bruce Lee, fundamentalmente porque combinaba múltiples disciplinas de artes marciales para crear su estilo de lucha característico (y efectivo). Hay una cita de Bruce Lee al comienzo de la película, de gran importancia para todas las conclusiones sobre la misma:

“Investigue su propia experiencia.

Absorba lo que es útil.

Rechace lo que es inútil.

Agregue lo que es específicamente suyo “.

Be water, my friend

Be water, my friend

Algo que para mí, es como el verdadero significado de ´Medicina Basada en Evidencia´,  o simplemente ´Pensamiento crítico´. Vamos a ello, investiguemos nuestra propia experiencia:

Entender la base científica

Muchos de los estudios ´científicos´ existentes y mencionados en el docu se basan en estudios observacionales. Esto quiere decir que los investigadores observan lo que las personas comen y lo relacionan con las enfermedades o problemas de salud que tienen. En ciencia se dice siempre que ´asociación no es causalidad´, es decir, que porque dos resultados estén relacionados, no quiere decir que uno sea la causa de otro. Como ejemplo, “Los países con mayor consumo de chocolate tienen más premios Nobel, por lo que se recomienda su consumo para mejorar la inteligencia”. Absurdo, ¿verdad? Pues se publicó en muchos medios de comunicación, como éste…  Si quieres leer más al respecto, AQUÍ tienes un post brillante.

Los estudios que hablan sobre los hábitos alimenticios se basan, bien en cuestionarios de ´recuerdo dietético´ de un solo día, o cuestionarios de frecuencia de alimentos (los más comunes) e incluso entrevistas de recuerdo dietético de 7 días, donde se hacen preguntas específicas sobre los alimentos consumidos uno o varios días antes. La mayor limitación de los estudios de nutrición observacional es la inexactitud de los informes de la dieta. Como decía el Dr. House, ´el paciente siempre miente´: las personas subestiman, sobreestiman, olvidan e incluso conscientemente dejan de lado lo que comen, por creencias de salud, juicios de valor y otras múltiples razones.

House mienten

Súper científico el Dr. House, pero me sirve para el post 🙂

Con una base más científica que la del Dr. House, en un artículo reciente de Mayo Clinic Proceedings, se afirma que los estudios de nutrición ´no pueden observarse, cuantificarse, confirmarse o refutarse de manera confiable, precisa e independiente”, no siguen el método científico y deben quizás considerarse como “pseudocientíficos”´

En el documental se presentan muchísimos estudios piloto (es decir, que cuentan con un número muy pequeño de sujetos de prueba) y la mayoría de los resultados no se han replicado hasta la fecha (esencial en el método científico). Además, casi todos estos estudios concluyen con algo similar a ´se necesita más investigación al respecto para llegar a una conclusión´. Los cineastas, sorprendentemente, omiten estos ´pequeños detalles´.

Y hasta aquí el primer trocito de análisis, la semana que viene, ¡¡un poquito más!!

Hasta entonces…

#behealthy! #pniclinica #psiconeuroinmunología #psiconeuroinmunologia clínica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies