Una docena de consejos para mejorar tu salud

12 consejos para mejorar tu salud

Hace poco te dejamos la receta perfecta Anti-salud. Si tenías muchos items de la misma, Ainhoa Sánchez vuelve con esta lista de consejos para mejorar tu salud, a ver si compensamos. ¡A POR ELLOS!

Una pequeña introducción

Después de unos cuantos años dedicándome al estudio del cuerpo humano desde diferentes enfoques, principalmente dietética y fisioterapia, cada vez tengo más claro que la salud es algo complejo que depende de muchos factores, tanto físicos como psicosociales.

Un descanso insuficiente, el sedentarismo, el estrés o una mala alimentación pueden hacer mella en nuestro bienestar. A menudo, estos factores son difíciles de controlar debido a nuestra situación personal. Sin embargo, por muy duro que sea hacer “dieta” (qué poco me gusta esta palabra), está completamente en nuestras manos modificarla para intentar mejorar nuestro estado nutricional y por ende, nuestra salud. Cambiar poco a poco tus hábitos alimenticios puede ser un buen inicio en este viaje hacia tu salud.

A continuación os propongo los 12 consejos para mejorar tu salud:

  • Come con hambre. Si no tienes hambre,espera. No vas a desmayarte. Olvídate de las 5 comidas al día, con 3 ingestas diarias es suficiente en la mayoría de los casos (ya hablaremos de menos).
  • Come COMIDA, no productos. Prioriza alimentos frescos y de temporada. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.
  • Destierra todos los alimentos procesados. Que es lo mismo que el punto anterior pero al revés.
  • Lee las etiquetas. Pon atención a lo que estás comprando. Todavía hoy hay gente que se sorprende cuando le digo que el jamón york tiene azúcar o que los palitos de cangrejo son casi todo harina.
  • Reduce al mínimo el azúcar. Cuidado con el azúcar oculto (recuerda el punto anterior). Los edulcorantes no son una alternativa saludable. Hablaré de ellos más adelante.
  • Evita en la medida de lo posible cereales y legumbres. Aunque son una gran fuente de energía, también contienen una serie de ANTInutrientes que conviene evitar.
  • Limita la ingesta de lácteos. Detallaré más adelante los problemas que acarrea su consumo.
  • Vigila la procedencia de tu comida. Cuanto mejor tratada sea, mayor beneficio te aportará. Las frutas y verduras de producción ecológica y los animales criados en “libertad” y con una dieta acorde a su genética son la mejor opción.
  • Muévete. A ser posible en ayunas. ¿Qué sentido tiene para tu cuerpo moverse si ya ha conseguido la recompensa? ¿Acaso has visto algún animal que se ponga a correr tras dar caza a su presa?
  • Adopta estrategias para gestionar el estrés. Yoga, mindfulness, deporte, colorear mandalas… elige algo que te guste y HAZLO.
  • Duerme lo suficiente. Cuando nos falta tiempo tendemos a restarlo de nuestro descanso, para “aprovecharlo” haciendo otra cosa. Pero solo conseguimos alterar nuestro equilibrio hormonal y que empeoren nuestro estado de ánimo, nuestro nivel de energía, nuestro apetito, etc.
  • Socializa. Ya lo dijo Aristóteles: “Somos animales sociales.” Necesitamos de la interacción con otros seres humanos para gozar de plena salud. De hecho, el aislamiento social está catalogado como un factor predictor de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.

¡Último consejo!

Cuando te salgas de la hoja de ruta, ¡disfrútalo! Un profesor mío no paraba de repetirnos que “lo perfecto es enemigo de lo bueno” (Voltaire) y con el tiempo me he dado cuenta de que no podía tener mayor razón. Nadie es perfecto y cuando pretendemos serlo, solo conseguimos frustrarnos y en el peor de los casos, perder el control. Así que hazlo bien y goza de los momentos en los que no lo hagas tan bien ?

¡Todo es Psico-neuro-inmunología clínica (PNIc)!

Si quieres más información, puedes darte una vuelta por nuestro blog de PNIc consultar los diferentes cursos de formación en PNI Clínica que ofrecemos.

#behealthy! 

Referencias

  1. Egger, G., & Dixon, J. (2014). Beyond obesity and lifestyle: a review of 21st century chronic disease determinants. BioMed research international, 2014.
  2. Ortiz León, S., Sandoval Bosch, E., Adame Rivas, S., Ramírez Avila, C. E., Jaimes Medrano, A. L., & Ruiz Ruisánchez, A. (2019). Manejo del estrés; resultado de dos intervenciones: cognitivo conductual y yoga, en estudiantes irregulares de medicina. Investigación en educación médica, 8(30), 9-17..
  3. Poti, J. M., Braga, B., & Qin, B. (2017). Ultra-processed food intake and obesity: What really matters for health—processing or nutrient content?. Current obesity reports, 6(4), 420-431..
  4. Simopoulos, A. P. (2016). Evolutionary aspects of the dietary omega-6/omega-3 fatty acid Ratio: Medical implications. In Evolutionary thinking in medicine (pp. 119-134). Springer, Cham.
  5. van der Rhee, H., de Vries, E., Coomans, C., van de Velde, P., & Coebergh, J. W. (2016). Sunlight: For better or for worse? A review of positive and negative effects of sun exposure. Cancer Res Front, 2, 156-83.
  6. Singh-Manoux, A., & Marmot, M. (2005). Role of socialization in explaining social inequalities in health. Social science & medicine, 60(9), 2129-2133.
  7. Hoboubi, N., Choobineh, A., Ghanavati, F. K., Keshavarzi, S., & Hosseini, A. A. (2017). The impact of job stress and job satisfaction on workforce productivity in an Iranian petrochemical industry. Safety and health at work, 8(1), 67-71.
  8. Wang, X., Lin, X., Ouyang, Y. Y., Liu, J., Zhao, G., Pan, A., & Hu, F. B. (2016). Red and processed meat consumption and mortality: dose–response meta-analysis of prospective cohort studies. Public health nutrition, 19(5), 893-905.
  9. Reutrakul, S., & Van Cauter, E. (2018). Sleep influences on obesity, insulin resistance, and risk of type 2 diabetes. Metabolism, 84, 56-66

beHealthy!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies